lunes, 23 de enero de 2017

Mi familia

Saltaba a la vista que Katja y yo no éramos hermanos. Ella tenía unos ojos azules que parecían aún más grandes en su cara famélica y a pesar de la suciedad que la calle había acumulado en su pelo casi blanco, aún tenía un aire elegante; en cambio yo, con mis greñas negras y mis andares toscos, no dejaba de parecer lo que era: un pequeño vagabundo muerto de miedo. 

Dormitábamos acurrucados uno contra el otro, protegidos del frío y de los extraños por unos cartones, cuando mamá nos descubrió. También era obvio que no era nuestra madre. Ella vivía en una casa y nunca había pasado hambre, pero tenía la mirada tan perdida y tan triste como nosotros. 

Apenas recuerdo ya aquella época, pero si la revivo en sueños, corro desesperado sin moverme de la alfombra, gimoteando y ladrando; entonces mamá me rasca detrás de las orejas y su voz cálida y el ronroneo de Katjia me acarician hasta que me vuelvo a dormir.


Esta es mi propuesta para Esta Noche Te Cuento, para el tema de enero-febrero 2017:
 Perros y/o gatos

La imagen de la convocatoria es esta lustración de Paloma Casado, a la que podéis seguir aquí: Cantabria en dos latidos, y con quien tuve el gusto de coincidir en una final semanal de Relatos en Cadena (os dejo enlace) allá por el año 2013.

Nuestro libro: UN TIEMPO BREVE (2012-2017. 5 años de ENTC)

El 17 de diciembre de 2016 fue un día importante para muchos de los que participamos con mayor o menor frecuencia en esta gran comunidad que es Esta Noche Te Cuento. Ese día, en la Biblioteca Eugenio Trías de Madrid, tuvo lugar la presentación de Un tiempo breve, un libro recopilatorio en el que se han reunido relatos de 136 entecianos, 136 autores que seleccionamos dos de los relatos con los que hemos participado en Esta Noche Te Cuento entre 2012 y 2017. Todo el trabajo de la edición estuvo dirigido por Juan Antonio Morán (JAMS), el alma de ENTC (¡cómo no te vamos a querer!) y la portada fue diseñada por Sara Lew.


Fue un día mágico por la emoción que supone ver tus relatos en papel, pero también por poner cara a muchos amigos virtuales con los que compartimos lecturas y comentarios a lo largo de cinco años y sobre todo por pasar un día entero compartiendo charla, risas, comida y emociones con ellos.


Estos son los dos relatos míos que aparecen en el libro:

Enero 2013: Tema: …CUANDO DESPERTÓ…

NOCHE DE PERROS
Cuando abrí los ojos supe que no había sido una pesadilla. La hija de Nara seguía junto a mi cama, respirando débilmente, pero viva. 

La de Nara, esa noche, había sido una muerte trágica: era muy joven y había muerto entre aullidos pariendo a unos cachorros que morían al nacer. 

Papá preparaba la cena cuando el parto se adelantó varios días. Nosotras colaboramos en lo que pudimos: hervimos agua, preparamos paños, tratamos de reanimar a los cachorros y de aliviar a la madre, pero no sirvió de mucho. A medianoche, mi madre envolvió a Nara en una toalla y con el último cachorro cobijado en el escote de su blusa, se los llevó a la única clínica abierta a esas horas. Volvió de madrugada, derrotada, con el cachorro, una hembra diminuta con pocas probabilidades de sobrevivir.

Esa noche nos acostamos casi sin cenar y todos, hasta mi padre, lloramos antes de dormir.

Mi hermana, que quería ser atea, quiso entender la muerte de Nara como una prueba de que Dios no existe, le parecía impensable un dios tan poco oportuno. El resto nos centramos en criar a la pequeña. La llamamos Maisha, que en swahili significa “vida”.

5ª PROPUESTA 2015. Del 1 de septiembre hasta el 31 de octubre: DÍA DE LOS DIFUNTOS

Tema: Epitafios

DESPEDIDA


Después de un tiempo sin visitar a mamá, papá un día se armó de valor y fue a verla. Al distinguirlo acercándose entre las lápidas, deteniéndose a leer nombres, fechas y epitafios con ese andar pesado de quien no quiere llegar, ella comprendió. 

Papá apartó las hojas secas que cubrían el nombre de Mamá, como queriendo mirarla a la cara y permaneció un rato allí en silencio, contándoselo. Ella siempre había sabido antes que nadie lo que nos preocupaba a cada uno y al fin y al cabo esto era inevitable. Lo único que ella quería- le dijo- era saber que todos éramos felices, también él. 

Papá le prometió que no la olvidaría jamás y volvió a casa aliviado. Traía el corazón aún encogido y la chaqueta empapada de una lluvia fina y triste que estuvo cayendo toda la tarde.

Os dejo el resumen que Jams hizo de la jornada:

El álbum de fotos de la presentación:

Y el vídeo de la presentación:

martes, 10 de noviembre de 2015

Multifuncionales

Salen sigilosamente de las habitaciones de sus hijos y con apenas un café se van mucho antes de que amanezca, dejando tras de sí los almuerzos preparados -que tú sabes mejor lo que les gusta-, el dinero para la excursión y el jarabe con su dosis -no vaya a ser-. Dejan anotado en la nevera el horario de baloncesto, el de inglés y los teléfonos de la abuela, de la oficina, y del pediatra. A media tarde salen sigilosamente del trabajo y vuelven con la compra hecha, el menú de la cena en la cabeza y la marca de malamadre en las ojeras.



* Relato enviado al concurso de Relatos en Cadena de La Ventana en La Cadena SER.
Cada semana la frase de inicio es la última frase del texto ganador de la semana anterior y la extensión de los microrrelatos no puede superar las cien palabras, sin incluir la frase de inicio. En negrita, la frase de inicio obligatoria.

martes, 15 de septiembre de 2015

DESPEDIDA

Después de un tiempo sin visitar a mamá, papá un día se armó de valor y fue a verla. Al distinguirlo acercándose entre las lápidas, deteniéndose a leer nombres, fechas y epitafios con ese andar pesado de quien no quiere llegar, ella comprendió.
Papá apartó las hojas secas que cubrían el nombre de mamá, como queriendo mirarla a la cara y permaneció un rato allí en silencio, contándoselo. Ella siempre había sabido antes que nadie lo que nos preocupaba a cada uno y al fin y al cabo esto era inevitable. Lo único que ella quería- le dijo- era saber que todos éramos felices, también él.
Papá le prometió que no la olvidaría jamás y volvió a casa aliviado. Traía el corazón aún encogido y la chaqueta empapada de una lluvia fina y triste que estuvo cayendo toda la tarde.

Microrrelato para Esta Noche te Cuento, para la 5ª PROPUESTA. Del 1 de septiembre hasta  el 31  de octubre: DÍA DE LOS DIFUNTOS
Tema: Epitafios
(Imagen tomada de internet)
Para leerlo en el blog junto al resto de las propuestas de esta temporada, sigue el enlace:

jueves, 25 de junio de 2015

Último REC* de la temporada: Reflejos

Reflejos
Volví a enfocar su figura uniformada en la mirilla del rifle. El gatillo cedió apenas un milímetro bajo mi dedo mientras reunía el valor necesario. Pasaron dos, cuatro, siete minutos y mis dedos entumecidos continuaban inmóviles. Entonces, a punto de abandonar otra vez, él giró la cabeza y su sonrisa ladeada entró como un proyectil por la mirilla del rifle, atravesó mis pupilas, impactó en la retina y desencadenó una vertiginosa carrera de relevos entre impulsos nerviosos, neuronas y músculos que acabó, por fin, con su vida.


* Relato enviado al concurso de Relatos en Cadena de La Ventana en La Cadena SER.
Cada semana la frase de inicio es la última frase del texto ganador de la semana anterior y la extensión de los microrrelatos no puede superar las cien palabras, sin incluir la frase de inicio. En negrita, la frase de inicio obligatoria.

martes, 2 de junio de 2015

Los ratones bailan

La Inquisición no tardará en llegar. Como cada viernes, volverá de misa a las nueve. Cuando ella se va, un estallido de vida silenciosa y clandestina inunda la pensión con actos que atentan, en mayor o menor grado, contra el buen nombre y la decencia que doña Inquisición se afana en preservar. Los viernes la impecable reputación de sus huéspedes se toma un respiro, y un trajín sigiloso y discreto agita el aire de los pasillos por donde, en un silencioso abrir y cerrar de puertas, estudiante, jubilados, maestros y enfermeras van y vuelven del pecado a la rutina.

(imagen tomada de internet)

martes, 28 de abril de 2015

Olvido

Hoy no me reconoces. Me sigues desconfiado con la mirada mientras recojo tu ropa: la camisa sobre la que derramaste la sopa; un pijama con restos de saliva y lágrimas, tuya y mías; un pañuelo calado de impotencia ante el olvido que avanza implacable y se hace dueño de ti; una toalla empapada de desconsuelo y de un amor incondicional, que me ayuda a librar cada día una batalla en esta guerra perdida de antemano.
Luego, mientras duermes, la mujer fuerte que hay dentro de mí sube a la azotea y cuelga la ropa, sin advertir que fuera ya es primavera.

(imagen tomada de la red)

martes, 17 de marzo de 2015

Regulación por decreto

Desde muy niña disfrutaba provocando ligeras variaciones en la trayectoria de la tierra, que ralentizaban el transcurso de las horas y aceleraran la caída de las estrellas sobre las copas de los álamos, coronándolas de un polvo fino y brillante. Los vecinos disfrutaban de aquellas estampas casi navideñas en pleno estío y agradecían las horas extra de sueño. Pero desde que el gobernador reguló, por el bien del pueblo, todas sus intervenciones, estableciendo pases para turistas, apenas conseguía ya algún que otro remolino de viento.


(imagen tomada de la red)

viernes, 23 de mayo de 2014

Microrrelato de cedro

Este es mi micro tuneado para la IV Microquedada en Barberá del Vallés. Es una mínima modificación de Solamente amigos, el único que he escrito este año, ... de momento, porque he vuelto de Barberá con el corazón lleno, la maleta cargada de libros y con la promesa de retomar la microescritura.

El soporte es la etiqueta de una pastilla de jabón de cedro, que está envuelta en un papel vegetal poroso que deja pasar la fragancia, por lo que al acercarlo para leer el texto se percibe el olor a cedro, que, por cierto, es la base de muchos perfumes masculinos y una de mis fragancias preferidas.

En el sorteo le tocó a Luisa Rodríguez García, del blog A nadie le amarga un cuento, cuyo micro tuneado La lupa (pincha aquí para leerlo), casualmente me tocó a mí y ocupa ya su lugar en mi microbiblioteca particular.




MICRORRELATO DE CEDRO
Te despides de mí con un beso en la mejilla y el olor a cedro de tu perfume se me pega en la piel; tu mirada y tu voz se me enredan con los sentimientos, y vuelvo a preguntarme: ¿Por qué tú no? Tú, mi mejor amigo, el que me hace reír, el que me escucha, el que lee lo que escribo antes que nadie,… quizás no sea tan descabellado. Te miro a los ojos y me lees el pensamiento, y mueves la cabeza para volver a decirme, con una sonrisa, que no.




lunes, 3 de marzo de 2014

Nuestro proyecto de libro: Despojos del ReC


Este es un proyecto en el que nos hemos embarcado 70 autores de microrrelatos y 70 ilustradores gracias a la iniciativa del escritor e ilustrador Fernando Martínez  (http://espiralesdetinta.blogspot.com.es/)

Puedes colaborar en nuestro sueño y tener tu ejemplar desde 5 € en la plataforma de crowdfunding Lánzanos. Os dejo el enlace:


 Nadie mejor que Fernando para explicaros en qué consiste:

¿Que es DESPOJOS DEL REC? ¿Alguna vez has creído que entre los no seleccionados en un concurso puede haber auténticas joyas? Nosotros también, y nos propusimos demostrarlo.


Uno de los concursos de microrrelatos más importantes del panorama actual es el concurso Relatos en Cadena (REC) que organiza la Cadena SER, desde el programa LA VENTANA, en colaboración con la Escuela de Escritores. Cada semana se presenta una media de 600 relatos de los que solo 3 llegan a la final. Desde hace unos meses hemos estado recopilando los micros que nunca llegaron a la final de los concursantes habituales. El proyecto ha ido ganando importancia como una bola de nieve que crece al caer por la ladera de la montaña y ahora vamos a intentar editar un libro con el resultado.

Participan 70 escritores de microrrelatos. Cada uno de los cuales expuso al juicio de los demás los cinco microrrelatos presentados al REC que más le gustaban. Mediante una votación, los otros 69 escritores eliminaron 2. Con lo que cada escritor presentará en el libro los 3 microrrelatos mejores según el criterio de los otros microrrelatistas.

Por si fuera poco, el relato más votado de cada escritor ha sido ilustrado por un dibujante profesional. Por lo que tenemos 70 ilustradores estupendos + 70 escritores. Material más que suficiente para editar un libro de una calidad altísima.

Esta es la portada del libro, diseñada, como no podía ser de otra manera, por Fernando Martínez.